Poco lejano a la casa natal del Maestro surge este santuario donde se venera desde el siglo XVII una antigua imágen de la Virgen María.

Aquí el joven Verdi aprendió los primeros rudimentos de música, pero este antiguo santuario se recuerda mayormente porque fue teatro de una curiosa vicisitud relacionada con el joven Verdi.

Se narra que mientras servía la misa en la iglesia de Roncole, fue capturado por el sonido del órgano y, faltando a sus deberes, fue castigado con una humillante patada del párroco del pueblo.

El pequeño impetuoso Giuseppe reaccionó augurando al pórroco ser alcanzado por un rayo.

Pues bien, no mucho tiempo después un rayo mató al párroco en la iglesia de Madonna dei Prati junto a otras cuatro personas.

Verdi se salvó porque no llegó en tiempo a la misa.

CATEGORIA
Monumentos
INDIRIZZO
Loc. Madonna dei Prati
43011 Busseto
Italia