Edificada en el siglo XV sobre las ruinas de una iglesia preexistente, la Collegiata posee en su interior un tesoro constituido de paramentos suntuosos, vajilla de plata y numerosos objetos de valor, y es por ésto una de las iglesias más ricas del país.

Este magnífico edificio del siglio XV, decorado externamente en estilo lombardo con valiosas terracotas y restaurado internamente con el gusto del siglo XVIII, además de ser un valioso cofre para distintas obras de arte representó una importante etapa para la formación artística de Giuseppe Verdi.

Parece que, en efecto, cuando murió el maestro de capilla Ferdinando Provesi, el joven Verdi volvió de Milán a Busseto, interrumpiendo sus estudios, para tomar el rol de su viejo maestro.

El título fue dado a Giovanni Ferrari de Guastalla, traicionándolo, y Verdi se quedó muy desilusionado.

Es sugestivo atravesar las naves y pensar al clamor que había suscitado la cuestión en la pequeña, gran comunidad bussetana.

El pueblo se había dividido entre los «a favor» y «en contra» de Verdi, capitanados por su mentor Barezzi y por todos los miembros de la filarmónica bussetana.

En la tierra donde Guareschi escribió las gestas de Don Camillo y del rival Peppone, ya era una tradición dividirse y tomar partido… por una razón o por otra… la historia se repite siempre.

CATEGORIA
Monumentos
INDIRIZZO
Via Gaetano Zilioli, 49
43011 Busseto
Italia