Verdi era un hombre de temperamento incesante, una persona concreta y además de ser un músico era también un hombre de negocios genuino y con ideas muy claras.

Ya anciano y con un importante capital a disposición, supo comprender la necesidad de tantos músicos que, en la vejez, no podían permitirse una existencia serena.

Por este motivo decidió proyectar y financiar en Milán una casa de reposo para cantantes y músicos.

Fundada en 1896 la estructura fue eregida con estilo neogótico por el arquitecto Camillo Boito, amigo de Verdi, pero al proyecto y a las exigencias de artistas acudió el mismo Maestro.

Verdi fue luego sepultado en el oratorio de la casa de reposo al lado de su esposa Giuseppina Strepponi.

 

CATEGORIA
Monumentos
INDIRIZZO
Piazza Michelangelo Buonarroti 29
20149 Milano
Italia